lunes, 26 de septiembre de 2016

ELOHIM - LA FUGA POR EL SUICIDIO parte 2




Y si eso sirve de alerta y aviso, que él sea dado. Queremos hablar directamente con quien intenta cerrar su viaje a la fuerza: Hey, amigo, nada cambiará. Por otra parte, alguna cosa va a cambiar - el escenario. Pero sabemos que no es eso lo que más los disgusta, aunque se disculpen en realidad por decidir tomar tal actitud. Ustedes están molestos con los otros, con el mundo, con la vida, con la familia, con la situación económica del país, con el preconcepto, con la pobreza, la violencia y con otros millares de cosas.


Y por causa de ellas, ustedes decidieron que no vivirán más en la Tierra, dentro de estos cuerpos físicos actuales. Y todo es parece resolver el problema, pero no es bien así que sucede. Porque si existe un problema, él es de origen emocional, vibratorio, espiritual. Y apretar el gatillo del revolver no hará que se alinien nuevamente. Encarar lo que sienten, sí, es un paso valioso.

Si el mundo los oprime, ustedes amen y liberen. Si el entorno no los inspira, inspírense a sí mismos. Si la familia los persigue, sosténganse. Abrázense a sí mismos y elijan darse a sí mismos lo que tanto esperaban recibir de terceros. Porque les decimos, no es tarea de nadie colorear vuestra vida, es solamente vuestra.

Y saltar de un edificio no va a traer alivio a vuestro corazón, porque estén seguros de que abrirán los ojos nuevamente y estará con ustedes el mismo desacierto que los movió a saltar del edificio. La diferencia ahora, es que de este lado no físico, no sirve de nada saltar de edificios. No pueden salir más de la realidad astral mediante  la muerte, tan sólo por la aceptación de lo que tanto negaban cuando habitaban en la carne.

Por lo tanto, cuál camino para ser el más viable? El salto del edificio que todo lo que hará es crearles más problemas y mantenerlos en el mismo estado de infelicidad? O, permanecer ahí y resolver esa equivocación con ustedes mismos? Porque cualquier situación puede ser revertida cuando están presentes en sí mismos, positivamente. Ningún infortunio surge para motivarlos a salir de la condición física de la existencia y sí, para estimularlos a saltar escalones por encima, en ella. Y a través de eso, descubir cuán increíbles, poderosos, plenos y capaces son.

Y son aquellos que deciden quedarse y resolver el desalineamiento, los grandes responsables por la ruptura de innumerables paradigmas, y por la creación de soluciones que no solamente beneficiarán a ellos mismos, sino a toda una sociedad.

Eligiendo quedarse, ustedes tienen la chance de reconstruir todo lo que parece haber caído sobre vuestras cabezas. Yéndose forzosamente, trandrán que hacer el mismo trabajo forzosamente. No pueden sanar una situación huyendo de ella. Ya oyeron el dictado que dice, "si corres la bestia te captura, y si te quedas te come"? Pero nosotros les sugerimos otro, si corren, ella los capturará de cualquier manera, pero si se quedan pueden vencerla y garantizar vuestra continuidad a partir de la elección de validarse a sí mismos, a vuestros sueños, vuestros amigos, familiares, y todo lo que pueda tener sentido para ustedes en esta vida.

Huyendo hacia este lado, no solo se pierden esta etapa, sino que se distanciarán de todos los Seres que aman . Continuarán conscientes de sí mismos, pero les garantizamos, en un sentimiento posiblemente más triste que aquellos en los cuales acaso están inmersos ahora.

Son las deudas? Alìniense y todo puede ser resuelto y las soluciones vendrán. Son amores que se fueron? Alíniense y nuevos amores vendrán. Son los preconceptos y persecuciones de una sociedad o personas que aún no saben amarlos como ustedes son? Alíniense y se amarán con el Amor De EL ( de Dios) en ustedes y a través de ese Amor ganarán fuerza, protección, sabiduría y estrategias para ser agentes que cambiarán esos paradigmas y frutos de la ignorancia que nutren desalineados.

Es una dolencia o una limitación física la que los hace querer irse? Alíniense y descubrirán que la única limitación que existe es la de la conciencia. La única cosa que les impide ser felices es estar desconectados de quiénes son. Y ustedes son la felicidad en su forma más plena. Es el desamor del mundo, o el odio y todo ese desacierto vibratorio humano que los cansa? Alíniense y sean testimonios vivos de que la elección de vibrar en el Bien puede transformar este planeta, alíniensa y muestren a los desconectados que el Amor, la alegría, la felicidad, la paz, la armonía con la esencia puramente positiva es bien mejor que el camino del desacierto.

Y estén seguros, en cada una de esas elecciones positivas, seremos la fuerza, el Amor y el coraje que pulsarán en vuestros sentidos al deciros: Prosigan, están en el camino cierto. Pues entusiasmamos a los que siguen su vida, pautados en el Bien en dirección a su realización interior. Alimentamos los buenos sueños y los buenos sentimientos los que vislumbran un mundo mejor para sì y para todos, pues nosotros queremos ser vuestros mejores sueños y el Amor más puro con el cual deciden amar.

 Y aquellos que quieren finalizar esta etapa, somos la esperanza que los hace querer desistir de empujar el gatillo, tomar el veneno, o saltar del edificio. Somos la esperanza en ese momento que les pide un tiempo más. Y si escuchan con atención, seremos apenas la seguridad, la plena convicción y la motivación que fluirá en ustedes en la construcción de una nueva vida, de la cual no desearán salir jamás, excepto hacia otra, que sea bien mejor.

Por lo tanto, bajen el arma, den pasos hacia atrás desde la cima del edificio, tiren el pote de veneno y salgan del borde del puente y óiganos decir en vuestros corazones y sentidos: Nosotros tenemos Vida y Vida y más Vida! Nosotros somos el alineamiento, la alegría, la felicidad, el Amor y la paz. Solo denos espacio y seremos en y con ustedes el sentido pleno del existir, del ahora que los llena con toda plenitud, porque somos el soplo de De Èl en ustedes. Oiganos decir cuánto valen la pena, cuán lindos son vuestros sueños, cúan especiales y únicos son. Y si quieren llegar al borde del puente, que sea para apreciar el paisaje. Si quieren llegar a la cima de un edificio, que sea para intoxicar sus sentidos con la bella visión que tendrán desde allí. Si desean tomar un arma, que sea para desecharla, porque los que en el Amor y en el Bien son bañados, no precisan armas. Pues su alineamiento es su mayor y geniuina protección.

Y en ese susurro de positividad, escúchenos. Ábranse, hay más y más en cada uno de ustedes y si no saben cómo llegar a ese más, guíense por lo mejor que pueden sentir ahora y naturalmente, nosotros en ustedes, seremos el movimiento positivo para elevarlos a los niveles del bienestar, porque nosotros somos las emociones felices. Y terminamos diciendo, son en ellas, que el alivio y la felicidad, erróneamente buscados en el suicidio, se encuentran.

Y en ese fluir y sentido, eternamente, estaremos con ustedes, en ustedes y por ustedes, eternamente.

Haya Luz!

Elohim




A través de Vinícius Francis


Puede compartir este mensaje, siempre que respete los créditos del Autor y de la fuente (blog)   -  
Derechos de Autor : © Vinícius Francis, 2016

Traducción - La Conciencia Elohim

jueves, 22 de septiembre de 2016

ELOHIM - LA FUGA POR EL SUICIDIO parte 1





Quiero compartir con ustedes uno de los capítulos de “Vida Plena”, en el cual los Elohim abordan el asunto del “suicidio”. Cerramos el Setiembre Amarillo con este mensaje más que perfecto. Sigue abajo la primera parte de la “Jornada 12 – La Fuga por el Suicidio”.



Pregunta – Muchas son las personas que toman la actitud de cerrar la vida propia a través del suicidio. Este índice es bien grande y parece que aumenta cada vez más. Son muchos los factores que llevan a una persona a terminar su encarnación a propósito. Por eso, mi pedido es, que ustedes, a partir de esa perspectiva tan positiva y amplia, ayuden a aquellos que pueden nutrir el deseo del suicidio y a todos nosotros, con orientaciones de cómo precisamos comportarnos ante este hecho.



ELOHIM – Suave es la canción del Amor y serena es su melodía. Y felices son todos los que consiguen armonizarse con su compás. Felices son las personas que optan por vivir pautados por los principios profundamente positivos del Amor, y de él no salen, porque decidieron vivir por él.

Somos los Elohim de la Creación y estamos próximos a ustedes en este momento, acompañando vuestra vida y estamos presentes en cada instante de ella, pues somos su propio pulsar que direcciona hacia ustedes ondas de estímulo y deseo involuntario por vivir. Conocen aquel deseo instintivo de vivir y vivir eternamente lo mejor de todo? Nosotros somos ese deseo y es a través de él que nos manifestamos a ustedes más íntimamente.

Para nosotros sólo existe la vida, el bien y lo bello. Pero no porque descartemos la existencia de las cosas que ustedes bien conocen y que clasifican emocionalmente como malas. Así vemos , porque miramos mucho más la conclusión de cada cosa, que los propios hechos que la componen. Pues los hechos son nada más que su desarrollo conforme a las vibraciones involucradas en la ecuación de cada experiencia. Las vibraciones involucradas en una situación definen cómo ella fluirá, qué caminos recorrerá y cuáles elementos y formas diferentes se harán presentes a cada paso de ella. 

Por eso, elegimos mirar hacia el frente y observar adonde va eso a dar, al final de cuentas. No nos apegamos a los momentos, y sí a los resultados. Y todos ellos son buenos. Sin embargo, no queremos decir aquí que no nos importa aquello que le sucede a cada Ser y que somos indiferentes a sus experiencias. Tan sólo observamos más que la emoción del momento, observamos más de las situación que lo que están vivenciando. 

Es como una persona que cae de un edificio. La visión que tendríamos de esa situación es muy diferente de aquella que tiene quien está cayendo. Quien cae, piensa (si es que lo consigue) que su vida acabó, que sus sueños, todo será destruido junto con la muerte de su cuerpo físico al estrellarse contra el suelo. Él se siente profundamente desesperado y su instinto de supervivencia grita en su interior intentando lucha para preservar su vida en aquel momento. 

Y sabemos que así también, todos ustedes verían esa misma situación. No obstante, nosotros no. Pero no es porque despreciemos el sufrimiento de aquel que está cayendo del edificio y yendo en dirección al final de su encarnación actual. No es porque no consideremos o validemos sus sueños, proyectos y todo lo que aún le gustaría hacer, y que tal hecho le impedirá de realizar, por lo menos en aquel ciclo. No es porque no nos importe el sufrimiento de sus familiares cuando descubran lo que pasó.

Nosotros tenemos una visión diferente. Y vemos así porque sabemos que al caer al suelo, desde encima del edificio, se da vuelta una página de la historia del sujeto, pero no se cierra el libro entero. Hay otra parte de la historia así que la página es girada. Y su pudiéramos decir algo a quien está cayendo de un edificio, sería lo siguiente: “Esto está cerca del fin y de aquí a pocos instantes no estará más la desesperación de ese momento. Y eso será tan sólo como un mal sueño, del cual finalmente despertaste”

Aquel momento será como un sueño breve, pero la vida aún permanece, porque no hay como finalizarla. Algo que es eterno siempre se extenderá hacia adelante, es como una carretera que es construída a medida que en ella pisan, ustedes dan dos pasos y la vida construye dos metros más de suelo… Y así ocurre, sucesivamente, y para siempre. Eso no acaba.

Por eso no nos dejamos envolver emocionalmente por apenas un episodio, sabiendo que existen aún infinitos capítulos de aquel cuento, a ser leídos y experimentados. Con todo, sabemos que para ustedes es diferente y comprendemos vuestra visión, con base en la posición física en la cual se encuentran ahora. Ustedes aprecian la vida desde otro ángulo.

Y este ángulo es bastante funcional para que hagan de esta experiencia algo marcante y realizador. Porque si tuvieran, en la condición en la que se encuentran, la misma visión y comportamiento que tenemos acerca de todo, sería bien probable que no harían lo mismo por la propia vida lo que el instinto de garantizar la sobrevivencia y el deseo por la continuidad y un mañana mejor que les provoca a hacer. Y lo apreciamos, pues todo funciona perfectamente bien dentro del arreglo en el cual se encuentran en cada momento. 

Una hormiga no puede vivir con la misma ansia que ustedes, pues sus objetivos, dentro de su perspectiva de la realidad, son otros. Así como un león no puede vivir con el mismo entusiasmo que un Ser Humano cuando va al salón de belleza, pues toda la fuerza que posee su cuerpo precisa ser usada cuidadosamente para satisfacer las demandas que su ambiente le impone constantemente.

Él precisa preocuparse mucho más con las cebras y sus otras presas que por el hecho de su melena esté o no peinada. Porque él no encuentra cebras en las bandejas de los supermercados, en la sabana. Ustedes comprenden eso? Ya que ustedes, los humanos, no se adaptan a las cebras, ñus y antílopes, ni hienas o predadores y rivales, están en otro contexto. Por lo tanto, usan cada uno de vuestros sentidos de sobrevivencia para cumplir otras demandas y prioridades. Y así, naturalmente, ellas van cambiando, conforme evolucionan.

Eso es perfecto. Y cuando hablamos de nosotros, ninguna de esas demandas importan más, tenemos otras, que con seguridad no se encasillarían en vuestra visión de vida ahora. Y ni hablaremos de ellas, pues les sonarían como llanas, cansadoras. Ustedes precisan dormir y eso, más allá de un placer, es una necesidad. Ustedes precisan comer, por los mismos motivos, salen por los mismos motivos, se involucran con personas, compran, venden, intercambian. Nosotros no hacemos nada de eso. No vivimos en esos términos y en esas condiciones.

Bueno, entonces, qué hacen los Elohim? Les enviamos mensajes (risas). Obviamente, nuestro vivir se extiende a mucho más que eso. Pero todo lo que decimos aquí es para que entiendan que todas las cosas son perfectas, conforme a la ocasión en que ellas precisan ser vivenciadas. Y al final, qué tenemos? La expansión, el alineamiento, la evolución de todo Ser.

Puede parecer bastante trágico para ustedes que alguien se dé un tiro en la propia cabeza, envuelto por el sentimiento de: Concluye esto aquí , no da más para mí! Pero, afirmamos que después de cierto tiempo todo eso habrá pasado para el Ser y habrá un recomienzo. Nada es para siempre, ni vuestros momentos de sufrimiento, ni vuestros momentos de alegría. Cabe a ustedes potencializar aquellos que les convienen y extender los sentidos que las cosas buenas provocan, a fin de que las extiendan, ellas ganan nuevos sentidos y atraen nuevas circunstancias para que graviten en ese mismo eje de bienestar. Es vuestra tarea .

Sin embargo, reconocemos la preocupación en relación al suicidio. Y muchos son los que desembarcan en los puertos astrales sin el debido equipaje y no saben qué hacer cuando llegan allí, después de cerrar ese capítulo de la vida a propósito. Y eso varía de Ser a Ser. Hay quien llega más lúcido y hay quien llega terriblemente perturbado. Pero, la gran sorpresa para la gran mayoría de los que cometen eso es que, al cerrar ahí, imaginan levemente que acabó. Finalmente consiguieron huir de la Vida.

Pero, siempre que cierran los ojos, lo garantizamos, los abrirán de nuevo. Mismo que al abrirlos no estén en vuestras camas, en vuestras casas en la Tierra. Sin embargo, todos los ojos que se cierra por la muerte del cuerpo físico son abiertos nuevamente en otra dimensión de la realidad. Y adivinen!

Continúan siendo ustedes. Con los mismos conflictos que los llevaron a apretar el gatillo, tomar el veneno, saltar del puente o de un edificio. Continúan con los mismos pendientes y obligados por la Ley de afinidad y por el libre albedrío a tener que cargar sobre sí mismos vuestro desalineamiento.


Simplemente nada de aquello que piensan que será cambiado después del suicidio, cambiará….. (continúa en la parte 2) 




A través de Vinícius Francis


Puede compartir este mensaje, siempre que respete los créditos del Autor y de la fuente (blog)   -  
Derechos de Autor : © Vinícius Francis, 2016

Traducción - La Conciencia Elohim